Crónica | Feira de Cali – Lo Inmoral

Lo Inmoral

  • 28 de dezembro de 2022, Colômbia
  • Feira de Cali, 4º Festejo
  • Matador: Alejandro Talavante (silêncio após aviso e indulto), Emilio de Justo (duas orelhas e silêncio) e Roca Rey (orelha, silêncio e silêncio no toiro de ‘regalo’)
  • Ganadaria: Juan Bernardo Caicedo

Todos los planes encaminados a buscar la prohibición de las corridas de toros son inmorales y desconocen los principios básicos de la democracia. Son inmorales y antidemocráticos porque parten de la idea de que los espectáculos taurinos deben ser abolidos. Es decir, lo que buscan es la aniquilación de las ideas y determinaciones ajenas. Bajo ese supuesto, todas las actuaciones orientadas a la prohibición de la tauromaquia son reprochables y deben causar estupor no solo entre los aficionados a los toros, sino además en la ciudadanía en general porque los grupos animalistas están dispuestos a hacer lo que sea para alcanzar su objetivo prohibicionista.

Para hoy 29 de diciembre estaba anunciado en el cartel el novillero MARCO PÉREZ, que es menor de edad según las leyes de Colombia. Pese a que tres días antes, CRISTIAN RESTREPO de la misma edad actuó en Cañaveralejo, el Ministerio del Trabajo decidió suspender la actuación de MARCO PÉREZ, por considerar que su actividad como torero desconocía principios de protección a los menores de edad. Tal situación es reprochable desde el punto de vista jurídico, pues no solo el Reglamento Nacional Taurino, que es una Ley de la República, autoriza la participación de menores de edad en espectáculos taurinos, sino que tales disposiciones fueron objeto de control por la Corte Constitucional, de tal manera que la actuación de PÉREZ estaba completamente justificada desde el punto de vista jurídico. Como si esto fuera poco, la decisión del Ministerio también incurrió en el absurdo de prohibir que una menor de edad montara a caballo. Explico: en Cali se tiene la tradición de que el paseíllo lo encabeza una amazona y en ese gesto simple de montar a caballo, la autoridad encontró una razón más para poner talanqueras a la realización de los espectáculos taurinos.

Para rematar, la difusión de la decisión se presentó en los medios de comunicación como si la temporada taurina de Cali hubiere sido suspendida. Se trató pues de un peligroso coctel, que llevó a la empresa a comprometerse a que MARCO PÉREZ no actúe esta noche para no poner en peligro el desarrollo de los festejos que están pendientes de celebrarse. Ese marco amargo fue el preludio de la corrida del 28 de diciembre y por ello, al finalizar el paseíllo, PÉREZ recibió una fuerte ovación de desagravio por los asistentes a la corrida y por los propios actuantes, al punto de que TALAVANTE le brindó la lidia y muerte de uno de sus toros.

Por fortuna y para también desagravio de la fiesta, DE JUSTO y TALAVANTE exhibieron el toreo más poderoso, bueno y artístico de lo que va de feria. Ambos torearon con suma belleza al natural. Con temple por ambos pitones y con una verdad estremecedora. Cada pase de EMILIO al segundo toro de la tarde y de ALEJANDRO al cuarto fue una demostración de verdad y bien hacer torero. El pecho por delante, la muleta planchada y muletazos que se hilvanaban ininterrumpidamente fue el sello de ambos toreros. EMILIO cortó las dos orejas después de acertar con la espada. TALAVANTE también paseó las dos orejas simbólicas después de que, con poca exigencia, la presidencia indultara al quinto toro de la tarde.

Es extraño que ROCA REY hubiere salido a pie de la plaza. Pero no contó con material para desarrollar el toreo, ni en los dos toros de JUAN BERNARDO CAICEDO que le correspondieron en el sorteo, ni con un séptimo toro de regalo de ACHURY VIEJO. En general, el encierro de la ganadería titular fue manso. Gracias a la entrega de los toreros, la tarde fue por buen camino. Ver a DE JUSTO y a TALAVANTE salir en hombros fue una bella forma de reivindicar nuestra libertad y nuestra fiesta.

Artigos Similares

Destaques