Fallas 2017: La mejor faena de la Feria para El Juli e Indulto para López Simón en la última corrida del serial

La décima y última corrida de las Fallas 2017, fue el festejo que todo aficionado esperaba ver. La Plaza llena para ver a El Juli (una oreja y dos orejas), Alejandro Talavante (ovacionado en ambos) y López Simón (silenciado y dos orejas simbólicas por el indulto). Ganaderías de Gacigrande y Domingo Hernández, que tuvieron juego desigual destacando la bravura y movilidad del sexto toro de la tarde, que fue indultado.

 

El Juli se presentó en Valencia con la disponibilidad y entrega que le caracterizan, fue impresionante la lección torera que El Juli despierta en cada pase. Con el parece que todos los toros se entregan y el triunfo es más fácil. Aprovechó el  primer toro con estética y temple para cortar la primera oreja de la tarde. Pero fue en su segundo toro,  cuando El Juli mostró porqué es para muchos la referencia máxima como matador de toros, comenzó con pases de verónica arrebatadores y después confirmó en la muleta, que aquella faena sería la mejor de la feria, mano baja y mucho saber en las formas pausadas y templadas en cada lance, del tendido valenciano se oían “olés” repetidos,  mostrando agrado y gusto por la actuación del torero madrileño. Vuelta al ruedo y dos orejas del toro, que no generó polémica al consenso, Valencia a los pies de El Juli y Puerta Grande abierta.

Alejandro Talavante, otra figura consagrada del toreo a pie, no tuvo una tarde triunfadora, fundamentalmente a la hora de matar,  donde mostró cierto error. Torero de fino corte, toreó entre pitones su primer toro con serenidad al natural. El quinto toro de la corrida, humillaba y tenía salidas de largo,  que Talavante aprovechó para torear en los medios a pies juntos, aún siendo cogido no alteró su deseo, tuvo mérito y el público reconoció su entrega, fue una pena el “pinchazo”. La mala suerte le impidió el trofeo.

López Simón estuvo del ocho al ochenta, en lo que se denomina “respeto a los astados”,  que tenía para lidiar. Con su primer toro,  a pesar de tener escasa fuerza,  pudo conseguir gran conexión y buen toreo,  en la faena, fue silenciado por fallar en la espada. El último toro de la corrida y de la feria, mostró el ritmo, nobleza y bravura para cerrar con llave de oro las Fallas de 2017. Simón en las distancias ciertas estuvo a gusto,  los aficionados en éxtasis viendo los repetitivos lances de buena nota, mérito en la conexión del torero con su oponente. El Indulto,  que tuvo el consenso general para el toro de la Ganadería Domingo Hernández con el nombre “Pasmoso”, nº 111 con 532 kg, terminando uno de los seriales más importantes del mundo taurino, que de forma general fue positivo, esperamos con ansiedad las Fallas de 2018.

 

Foto: simoncasasproduction.com

 

Artigos Similares

Destaques