Crónica | Feira de Cali – Ruletistas

Ruletistas

  • 26 de dezembro de 2022, Colômbia
  • Feira de Cali, 2º Festejo
  • Matadores: Ricardo Rivera (palmas após aviso), José Arcila (silêncio após aviso), Luis Miguel Castrillón (volta ao ruedo após aviso), Franco Salcedo (silêncio), Rocío Moreli (ovação após aviso), Juan Sebastián Hernández (silêncio) e Christian Restrepo (volta ao ruedo)
  • Ganadaria: Archury Viejo

El Ruletista es un reconocido texto de Mircea Cărtărescu en el que el protagonista hace fortuna desafiando a la suerte y a la muerte en reiteradas partidas de ruleta rusa. Cada vez que pone el revólver lleno de balas en su cabeza, todos los que ven la escena apuestan con fervor que esa vez la bala sí impactará el cuerpo del ruletista, pero una y otra vez éste falla y salva la vida. Los toreros tienen mucho de ruletistas no solo por el riesgo palmario de perder la vida en cada tarde de toros, sino además porque la lidia de cada de toro es en sí misma una oportunidad única de acertar con el capote y la muleta y con la espada.

Esa oportunidad fue más notoria en la primera corrida del abono de la feria taurina de Cali, pues como fueron 6 los toreros que se anunciaron en el cartel, cada torero solo podía lidiar uno de los toros del encierro de Achury Viejo, que fueron bonitos de presentación y de complejas embestidas.

Ricardo Rivera ejecutó los pases más bellos de la tarde. Derechazos hondos y profundos, acompañando el viaje del toro con la cintura y desempeñando su papel de oficiante del ritual taurino, con bastante seriedad y belleza. Fue una pena que el toro tuviera pocas embestidas y que además no surtiera pronto efecto la estocada, pues de haber acertado, hubiera paseado una oreja.

José Arcila tuvo la desdicha de encontrar un animal de embestida incierta y peligrosa, que no le permitió ejecutar faena alguna. Por el contrario, Luis Miguel Castrillón corrió con suerte y pudo lidiar con acierto al mejor toro de la tarde; sus verónicas fueron sutiles y sus derechazos suaves y largos. Dejó una estocada completa, que no produjo efecto, diluyendo así la oportunidad de cortar alguna oreja.

Franco Salcedo y Juan Sebastián pasaron inadvertidos. Rocío Morelli, con valor contrastado recibió a su toro a Portagayola, trató de lidiarlo con capote y muleta, pero la codicia del toro superó por tramos a la actuación de la torera. Cerró el espectáculo Cristian Restrepo, joven becerrista, que se ha formado en la escuela taurina de Madrid y que encontró un noble becerro de la Ganadería de Salento. La lluvia impidió que su actuación tuviera mayor eco en los tendidos, pese a haber ligado series completas con el capote y la muleta. Mató con facilidad, pero al público ya solo le interesaba terminar la tarde.

La empresa dispuso que el triunfador de la corrida sería elegido por votación popular y que el ganador ocuparía un puesto en el festival taurino del 29 de diciembre. Todos los que actuaron cargaron sus armas, pero solo Castrillón apuntó y acertó el disparo de la oportunidad y por eso volverá a hacer el paseíllo el próximo jueves.

Fotos: Tauroemoción Colômbia

Artigos Similares

Destaques